Cómo Jeffrey Dahmer redefine las series sobre criminales

Netflix creó una verdadera pesadilla con su nueva serie sobre el asesino serial Jeffrey Dahmer, elevando las series de criminales a otro nivel.

Monster: Dahmer serie
No confíen en extraños... | © Netflix

No sé ustedes, pero yo soy todo un fan de las buenas series de terror. Y puede que Monster: The Jeffrey Dahmer Story no sea una serie de horror, pero definitivamente es aterradora. Digo, los crímenes reales suelen ser más aterradores que las películas de terror ficticias, porque estamos hablando de algo que realmente ocurrió.

Jeffrey Dahmer: Cómo traumatizar a tu audiencia

Sigo viendo la serie, y tengo que decir que es una de las más incómodas que he visto. ¡He tenido pesadillas reales por esta serie El horrible e incómodo título ya es suficiente para darme miedo, pero la actuación de Evan Peters como Jeffrey Dahmer está en otro nivel.

Han habido un montón de adaptaciones de series sobre la historia de Jeffrey Dahmer, pero está no es solo otro recuento de los sucesos. La forma en que combinan los elementos criminales con la narrativa de una serie de TV la eleva a otro nivel. Sabes que todo lo que ocurre es real, ocurrió de verdad... y hace que todo sea mucho más trágico.

Por otro lado, son capaces de contar la historia en una forma en que un simple documental no sería capaz. Sentí pena por los personajes, las familias de las víctimas, de una forma que no podría con un documental. ¿Por qué? Porque he visto el viaje. De alguna forma, he estado ahí en esos momentos tensos, con la esperanza de que salgan vivos. Y la mayor parte del tiempo, quedé devastado al final.

Evan Peters logró transmitir una cantidad razonable de humanidad al monstruo que fue Jeffrey Dahmer, sin tener que excusar de alguna forma sus asesinatos. Simplemente nos presentan las circunstancias.

La gente está criticando la serie por hacer que te pongas del lado de Dahmer, pero esa no es la intención. Al menos, no creo que lo sea. No sientes que esperas que se salga con la suya, sino que lo apoyas para que no lo haga, para que no mate a esas personas. Esperas que recupere su humanidad.

De más está decir que eso no ocurre. Ya ocurrió, amigos, así que no se trata de un spoiler. Es bien sabido que mató a todas estas personas. La serie tan solo te da el contexto de por qué hizo lo que hizo.

No es como si fuéramos a incluirlo en una lista como esta:

El guión de la serie es simplemente genial. Crea un montón de tensión de forma sutil, como una cabeza de fondo a la que no le hacen zoom. Digo, el primer episodio es pura tensión. Y todo eso sin tanto gore. Digo, hay imágenes sangrientas, pero no muestran las disecciones, y no se enfocan por mucho tiempo.

La serie parece estar al tanto del hecho de que han habido, y aún existen, personas reales sufriendo por las consecuencias de las acciones de Dahmer. Evitan capitalizar el efecto de shock al no mostrar qué ocurre con las víctimas. Todo lo que recibes como audiencia son las escenas en donde Glenda Cleveland, la vecina de Jeff, escucha y huele las consecuencias de estas acciones tan salvajes.

Supongo que, si te gusta una serie como esta, al menos tienes que ver algo de gore. Pero creo que los creadores hicieron un buen trabajo en caminar la cuerda floja entre faltarle el respeto a las víctimas y potencialmente perder la sensación de autenticidad.

Y hablando de autenticidad, por lo que he visto, prácticamente reconstruyeron el apartamento de Dahmer a la perfección. Eso sí que es atención a los detalles.

Y para las personas que dicen que la serie te hace estar del lado de Jeffrey Dahmer, ¿has visto más allá del episodio 6? ¡Eso me rompió por completo! Recibes una mirada profunda de la vida de sus víctimas, sus familias, la familia de Dahmer. En ese punto, la serie se aleja de Dahmer y se enfoca en las personas a su alrededor, cuyas vidas están destruidas.

Esta serie también hizo un trabajo fantástico en hablar de los sistemas que le fallaron a las víctimas. Que, por cierto, aún le falla a las víctimas hoy en día.

En general, creo que esta serie toma una historia conocida y hace algo especial con ella. La mezcla de crímenes reales, con la fuerza de la narrativa ficticia, que el formato de la serie provee, eleva la serie a un nuevo nivel de incomodidad y horror.

El artículo original fue escrito por Robert Bachhuber.