Streamers hacen trampas para ganar fama, gracias Nadia

En el mundo de los videojuegos, ¡la gente odia a los tramposos y los hackers! Entonces, ¿cómo es que ahora hay streamers fingiendo hacer "trampas" o creciendo enormemente gracias a ser acusados de tramposos?

Warzone trampas Zurly
Parece que Zurly no planea dejar de "hacer trampas" | © Twitter/Zurly, Activision

Los cheats de Warzone ha sido un problema desde hace ya un tiempo y en el caso de los streamers, a ninguno le gustaría que los atraparan haciendo trampas. Podría acabar con tu carrera como streamer, ya que perderías toda credibilidad, especialmente en lo que respecta a tus habilidades como jugador épico.

Pero, ¿qué ha ocurrido?

Zurly, famoso por sus clips de Call of Duty, fingió que le atrapaban instalando un software para hacer trampas. Muchos creyeron que lo que estaban viendo era real, y tal vez esa era la intención. Pero, ¿por qué demonios alguien haría eso? ¿Solo por las risas? O tal vez para conseguir fama e influencia, aprovechando lo virales que se hacen los videos de cazadores de hackers . ¡La gente ODIA a los hackers y a los tramposos!

Si te interesa, aquí tienes el clip:

Es decir, es muy obvio que el hecho de que lo atrapen "haciendo trampa" es un montaje y es falso, pero parece que ya lo han habían acusado de hacer trampas mucho antes. Así que tal vez sea una broma estúpida, algo así como "Jaja, me atrapasteis, pero obviamente no estoy haciendo trampa". Así que supongo que su objetivo final era ridiculizar las acusaciones originales, pero podría haber logrado el efecto opuesto. Fingir que le "atrapaban" haciendo trampas solo pretendía provocar, ¿verdad?


Sin embargo, también parece generar visibilidad. Es decir, toda esta porquería aparece en Twitter y en todas partes. Supongo que aprendió ese truco de la popular streamer de Warzone, Nadia, quien también ha sido acusada de tramposa y, desde entonces, es más popular que nunca.

Quizás tengan un mejor Anti-Cheat en MW2:


Nadia: Cómo hacerse famosa haciendo trampas

Nadia es la streamer femenina más grande de Warzone y su popularidad se disparó en el último año. Su crecimiento fue una locura, ya que su canal de Twitch explotó absolutamente en 2022. ¡Pasó de 185 espectadores de media en junio a alrededor de 4.000 en septiembre! Es curioso cómo ese es el mismo período de tiempo, comenzaron las acusaciones de cheats.

Las acusaciones comenzaron en junio, y el contenido que "demostraba" que estaba haciendo trampa no paraba de recibir visitas en YouTube. Eso también se tradujo en una mayor exposición para Nadia, como es evidente en su crecimiento extremo, que rivaliza incluso con streamers como Ludwig.

En septiembre, se enfrentó a sus mayores acusaciones de cheats, cuando tuvo un resultado horrible en un torneo lan de Call of Duty, en el que obviamente no pudo haber usado trucos. Las últimas noticias respecto a las acusaciones contra ella, es que ha sufrido un shadowban en Warzone. Esto significa que si mantienen su shadowban es culpable, pero si lo eliminan, probablemente sea inocente. Así que tal vez obtengamos una respuesta definitiva.

Por su parte, la streamer ha hecho caso omiso de las acusaciones desde el principio, pero también ha echado leña al fuego, se ha burlado y ha provocado a sus "haters".

Incluso usa una táctica similar a la Zurly, bromeando sobre las acusaciones.

No ha dudad de que sabe cómo subirse a la ola y aprovechar a sus haters a su favor, consiguiendo visibilidad y fama. Es decir, la mayoría de los streamers simplemente les silencian, pero usarlos parece mucho más efectivo. No es de extrañar que ahora Zurly intente hacer lo mismo. Probablemente.

Entonces, ¿cuál es la reacción de Zurly al ser acusado de tramposo?

Bastante mezquina, para ser honesto. Pero es la misma estrategia de aprovecharse de las acusaciones para crear contenido, enfadar a la gente y hacer que se interesen para descubrir si es verdad. En realidad, es una táctica brillante mientras puedas mantener el misterio .

Pero veamos si ser "pillado" haciendo trampas es el nuevo meta en Twitch. Para Nadia funcionó, pero eso no significa nada.

Artículo original escrito por Robert Bachhuber.