El 4K no es tan importante. Deja de hablar del 4K.

El 4K es una pérdida de tiempo y dinero, y es una inversión completamente innecesaria. Te explico por qué.
4k screen
Puede que te suene extraño, pero no necesitas una pantalla 4K. | © HP

Un curioso dato sobre mí: este no es mi primer trabajo en la industria de los videojuegos. Oh no, también trabajé en el comercio minorista... ¡y lo que pude llegar a reírme! La venta al público puede ser muy instructiva y divertida, vender juegos y consolas a madres que lo único que quieren es darles a sus hijos el mejor regalo de Navidad o cumpleaños. Y acabas por desarrollar grandes dotes de debate y negociación. No sabes la cantidad de gamers que no tienen ni idea sobre los videojuegos y las consolas que están apunto de comprar. Pero la parte más aburrida del trabajo (aparte de lidiar con tonterías burocráticas del equipo de administración, por supuesto), era tratar de explicarle a la gente un simple concepto:

"No, no necesitas un televisor 4K de 10.000 $. Simplemente no es necesario, es muy costoso y no obtendrás mucho de él".

Comencemos con algunos consejos y trucos de compra

Esta es la cuestión: El 4K es genial, pero no lo único -ni lo más importante- que debes tener en cuenta al elegir un gran televisor o un gran monitor. De hecho es más bien lo opuesto: una de las cosas menos importantes a considerar al comprar tu pantalla de juego. No me extenderé demasiado, pero antes de entrar en detalles permíteme dejar claro algunas cosa. La primera es que, por el amor de Dios, la frecuencia de refresco es clave. Necesitas una buena frecuencia de refresco o esa alta frecuencia de fps de tu PC o consola será del todo inútil.

Lo segundo es... por el amor de Dios... no gastes diez mil malditos dólares en una pantalla. Es completamente innecesario, y es mejor dedicar tu dinero a otra cosa. Es literalmente inútil. Puedes conseguir pantallas fantásticas desde alrededor de 3.000 $, y le sacarás partido durante varios años. Quieres una pantalla con buenos negros, una buena frecuencia de refresco, y una resolución decente, pero no hay razón para gastar 10.000 $. Te arrepentirás, tendrás una cuenta bancaria arruinada y podrías haber gastado ese dinero en cosas mucho más valiosas, como viajar al extranjero y pasar tiempo de calidad con tus seres queridos.

Lo tercero y último es que debes solicitar un descuento cuando compras un artículo como este. Regatead, gente, regatead. El precio de compra a menudo es mucho más bajo que el precio minorista y, en ocasiones terminarás con un televisor que se vende por la friolera de 4.000 $... pagando solo 3.500 $ por él. No seas maleducado con el personal de la tienda, por supuesto, pero asegúrate de negociar el precio. No te arrepentirás, es divertido y podría conseguirte un buen trato. La otra ventaja, por supuesto, es que si consigues una buena rebaja, tendrás algo de lo que fanfarronear con tus amigos. ¿Qué puedes perder?

Antes de continuar con el artículo, mira este video sobre por qué el gaming de 4K no tiene sentido. ¡Este tipo sabe de lo que habla!

Ahora analicemos por qué jugar en 4K no tienen sentido

Este es la cuestión: probablemente no te sientes ridículamente cerca de tu pantalla. Quizás si juegas en PC, ¿pero en una Xbox Series X|S conectada a un enorme televisor de 90"? Sí, no te recomiendo que te sientes demasiado cerca de eso, pero sí te recomiendo que prestes atención a mi siguiente consejo... incluso si te sientas cerca de una pantalla con anti-aliasing activado y jugando a un videojuego en el que la imagen se mueve rápidamente, es bastante innecesario tener una pantalla 4K.

El objetivo de cosas como el filtro antialiasing es ayudarte con funciones como la edición de texto, la lectura y similares. Sin embargo, también es extremadamente útil y marca una gran diferencia al jugar. El anti-aliasing y las resoluciones más altas hacen que la imagen del juego se vea mucho más fluida y mejor. Es una imagen más agradable y de aspecto más nítido y, a menudo, presenta mejores colores y contraste. Sin embargo, lo que marca la verdadera diferencia es la ya mencionada frecuencia de refresco. Esto es lo verdaderamente importante cuando compras una pantalla para jugar.

Claro, tener esa imagen nítida de una pantalla 4K, especialmente con antialiasing, es genial. ¿Sabes qué más es genial? Una pantalla asequible de alta calidad que se ve realmente fantástica y está dentro de nuestro rango de precios. Los píxeles adicionales de un monitor completamente 4K son una ventaja, pero no a costa de una reducción en la frecuencia de refresco: jugarás mejor y disfrutarás más del juego en un monitor de gaming o televisión con una frecuencia de refresco de Hz más alta. Eso se aplica tanto si tu PC emite a una alta velocidad de fotogramas, como si no lo hace.

Por lo tanto, es mejor que gastes un poco menos de dinero y te concentres en cosas como conseguir un OLED, un QLED, o un monitor de alto Hz, o lo que sea que te guste ver en una pantalla. En última instancia, no todo se reduce a la tecnología en sí. Podríamos discutir todo el día sobre las ventajas de las distintas resoluciones y monitores, pero al final, se trata de encontrar la experiencia óptima para ti. Una pantalla 4K hará que los gráficos sean realmente asombrosos, pero en muchos casos no funcionará tan bien como una resolución más baja, una frecuencia de refresco más alta y una pantalla más barata. Piensa antes de comprar, no te dejes atrapar por el gran símbolo "4K", habla con el vendedor, conoce lo que quieres y toma decisiones de compra informadas. No sigas a la mafia 4K como un cordero al matadero.

***

Otras Columnas que deberías revisar...

Microsoft Flight Simulator es el juego perfecto para la pandemia

Halo Infinite morirá sin un Battle Royale

Batman: Arkham Origins en el juego de Navidad definitivo

Artículo original escrito por Evan Williams.