Encarcelan a un profesional de CoD por el asesinato de un compañero

El año pasado, la profesional del Call of Duty y joven de 19 años Ingrid "SOL" Oliveira Bueno da Silva fue brutalmente asesinada por otro jugador, Guilherme "Flash Asmodeus" Alves Costa. Ahora se enfrentará a más de 10 años de cárcel.

Sol cod mobile
Recuerda que solo tenía 19 años. | © Sol

Un ex jugador profesional de Call of Duty: mobile ha sido condenado a 14 años de prisión. El 15 de agosto, un jurado del tribunal de São Paulo declaró a Guilherme "Flash Asmodeus" Alves Costa culpable de asesinato con agravantes.

No solo asesinó a la jugadora profesional de 19 años Ingrid "SOL" Oliveira Bueno da Silva, sino que además lo filmó y se lo llevó a sus amigos para mostrarles lo que había hecho. Esta grabación fue prueba suficiente para que fuera condenado y encarcelado durante los siguientes 14 años.

Advertencia: Descripción de asesinato con agravantes a continuación.

Jugador condenado a 14 años por asesinato

Según el caso, Alves Costa atrajo a la joven profesional de CoD de 19 años (que entonces jugaba en Fantastic Brazil Impact) a su casa el 22 de febrero de 2021.

Una vez en su casa, la atacó en su dormitorio con un arma, asesinándola en consecuencia. En el vídeo que grabó, se ve a la víctima en el suelo en un charco de sangre con lo que parecía ser una espada en el estómago.



En una descripción del vídeo se oye a Alves Costa reírse mientras filma la escena sangrienta y se le oye decir "Mira, qué maravilla".

Tras el asesinato, Alves Costa envió el vídeo a su equipo y se entregó a las autoridades, declarando que había "querido hacerlo". No hubo ningún otro motivo que Alves Costa diera y mientras su equipo de defensa intenta sacarlo de la cárcel, la fiscalía se opone, ya que en abril de 2021 se concluyó que no tenía ningún problema de salud mental.



En una declaración a the Mirror el ex equipo de Oliveira Bueno da Silva FBI envió una declaración:
Era una excelente jugadora, tenía un espacio en nuestros corazones. Era una persona extraordinaria, siempre nos motivaba y creía. Le debemos a ella y a su familia nuestro máximo respeto y nuestras condolencias

Artículo original escrito por Sabrina Ahn