Riot revela su decisión contra el anterior CEO de G2, Ocelote

Tras el escándalo del CEO de G2 Esports, Carlos Rodríguez, apareciendo en un video de Andrew Tate, Riot por fin llegó a una decisión.

G2 Ruling
¿Qué decidió Riot? | © Riot Games

El de septiembre de 2022, Carlos Rodríguez publicó un tweet donde aparecía de fiesta con Andrew Tate. Y como era de esperarse, las críticas han sido inmensas, así como su propia respuesta, la cual ha conseguido aún más atención. Desde entonces, el jugador de League of Legends ha perdido un montón...

G2 Esports suspendió a Carlos, y desde entonces ha renunciado de su posición como CEO de la organización de esports. Ahora, Riot también reveló los resultados de su propia investigación en el asunto.

Decisión de Riot respecto a Carlos Rodríguez

Riot abrió su propia investigación del asunto poco después de que G2 Esports suspendió al anterior CEO por ocho semanas no remuneradas. El 19 de septiembre de 2022, el LEC abrió una investigación en donde analizaron el comportamiento del anterior CEO de G2 Esports.

La investigación del LEC era para ver si un miembro de G2 Esports había violado el artículo 9.2.5. Este artículo dice:

Los gerentes/miembros de equipos no podrán dar, crear, ordenar, autorizar o apoyar ninguna declaración o acción diseñada para tener un efecto perjudicial o detrimental en los mejores intereses de la Liga, Riot Games o sus afiliados, o League of Legends, como es determinado en la sola y absoluta discreción de la Liga.

De acuerdo a la investigación y la decisión final del LEC, Carlos Rodríguez sí tuvo un efecto en la Liga, así como en Riot con su comportamiento, y es por eso que han concluído que el artículo 9.2.5 fue violado.

Carlos Rodríguez no podrá mantener ninguna posición gerencial u operacional con un equipo u organización hasta el 12 de noviembre de 2022. No solo eso, sino que tendrá que pasar por entrenamiento de sensibilidad con una compañía tercera independiente que no esté involucrada con G2 Esports, el LEC, o con el propio Carlos Rodríguez.


El artículo original fue escrito por Sabrina Ahn.