Uncharted y God of War para móviles

Sony se ha comprometido a llevar muchas de sus franquicias a dispositivos móviles, y parece que God of War y Uncharted podrían ser las primeras en dar el salto.

Uncharted god of war mobile
Kratos y Nathan Drake en el móvil, y la vida es bella. | © God of War, Uncharted

Ya sabíamos que Sony quiere adaptar algunas de sus franquicias a plataformas que no son PlayStation. Los jugadores de PC pronto recibirán un puñado de exclusivas de Sony, y ahora parece que el mercado móvil es el siguiente destino de Sony.

¿Llegarán God of War y Uncharted a los dispositivos móviles?

Hay varias razones por las que asumimos que Sony quiere explorar nuevos horizontes. Una razón es su servicio de cloud gaming que pronto revelarán. Otro indicio obvio es la patente de un controlador Dual Shock móvil. La pista más reveladora proviene de la propia empresa Sony: en una oferta de trabajo en abril, buscaban un Head of Mobile (Director de dispositivos móviles) para "liderar el desarrollo y la estrategia de los juegos móviles y ayudar a dar forma al futuro de los juegos para un estudio de clase mundial".

El hecho de que esta oferta de trabajo se publicara hace algunos meses le da aún más validez, ya que Sony acaba de revelar su patente de controlador móvil, lo que demuestra que han estado trabajando duro en el frente móvil. Aquí hay algunos detalles más sobre el puesto de director de dispositivos móviles:

"Dirigirá todos los aspectos de la expansión de nuestro desarrollo de juegos, desde consolas y PC hasta servicios móviles y en vivo, con un enfoque en la adaptación exitosa de las franquicias más populares de PlayStation para dispositivos móviles".

Si hablamos de las franquicias más populares de Sony, juegos como Uncharted, God of War y Gran Turismo son algunos de los primeros en venir a la mente. Cualquiera que sea la saga que Sony elija portar, será un gran momento para los jugadores móviles, ya que Sony cuenta con algunas de las mejores experiencias de juego para un solo jugador.

Artículo original escrito por Amidu Njiemoun.